martes, septiembre 12, 2006

Intermedio - 11 de septiembre de 1973

Que las dolorosas lágrimas de Nueva York
humedezcan también las tumbas de Latinoamérica.


Escucha el último mensaje de Salvador Allende en su propia voz.
Aprieta aquí.

Trabajadores de mi patria: Tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres el momento gris y amargo, donde la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.


¡Viva Chile, viva el pueblo, vivan los trabajadores!

Éstas son mis últimas palabras, teniendo la certeza de que el sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, habrá una sanción moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

7 comentarios:

Tlacuiloco dijo...

Si me permites, desde aqui le mando un saludo a Santi, amigo chileno.

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Un abrazo a Santi, amigo chileno de mi Hermano Espejo.
¿O debo decir mi Hermano es Peje?

Dog_save_us_from_God dijo...

Chile, excelente ejemplo de como actuan las "buenas conciencias", los decentes, los nice...

Mexico salio ganado con el exilio chileno, las universidades, como la de Puebla (UAP) se nutrieron de ess intelectualidades.

Saludos Don Agustin.

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Uno de mis grandes maestros en la Universidad fue el poeta chileno Hernán Lavín Cerda, exiliado.

¡Viva Chile!

Michelle On The Road dijo...

Muchas gracias por los abrazos a mi Santi, yo se los daré de su parte, pues no tiene blog, pero los ha leído y manda hartas gracias.
Yo sólo puedo decir que este post alumbró buena parte de nuestra parte más oscura del 11 de sept.
Salud,
Michelle.

Tlacuiloco dijo...

Agus: tenemos que ir a escuchar a esta mujer. Se de buena fuente que es una bomba.

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Hecho.