viernes, abril 18, 2008

M'amor habla de su amor

M'amor, Jerry Damage y Alita de Pollo

Dentro de lo injusto que puede ser todo esto (porque de que es injusto lo es, no cabe duda), hay algo que tengo guardado en mi corazón, cosas muy sencillas pero de mucho valor para mí, cosas cotidianas, como el hecho de estar con mucho quehacer en la cocina de México y recordar a Ger lavando los platos, silbando la misma canción que silbaba siempre que hacía algo; y yo, secando los platos; y que me dijera: No cabe duda somos un equipazo. Y entre broma y broma yo le decía: ¡Claro! Pero es que con una esposa como yo eres muy afortunado, no cualquiera la tiene. Y, claro, un esposo como tú tampoco cualquiera lo tiene.

Y, ¿sabes? Realmente lo creo: fuimos muy afortunados (aunque suene a cebollazo, como diría Ger). Y lo más importante es que lo supimos... y nos llenaba de orgullo tener unos hijos como los nuestros. Sabíamos que no son perfectos y que pueden equivocarse, como cualquiera.

Fuimos realmente un gran equipo, nuestra vida juntos fue como nosotros quisimos que fuera. Formamos una familia de la cual nos sentimos orgullosos, y supimos que el ejemplo que les dimos va a ayudarlos para seguir. Y algo muy importante: que ellos siempre tuvieron y tendrán a Ger como un padre que los amó. A pesar de que ya no son unos niños, siempre será su héroe, su amigo, su ejemplo, Superpapá, como dice Alita.

4 comentarios:

Colibrí dijo...

y es que, sabes...
que es precisamente de eso de lo que se trata y en lo que se nos va la vida...en lograr ser parte de un equipazo.

haberlo logrado, vivido, sentido, no tiene precio.

Gladys Mclehast dijo...

Me He detenido a leer con atencion y solo quiero decir....

Las cosas mas bellas son aquellas que no se pueden palpar, como el amor, la paz, armonia y buenos sentimientos...

Que hermosa familia....

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Colibrí, resumen de manera linda el pensamiento de Maru. Gladys, gracias por tus palabras, de parte de toda la familia.

Cuando me llegó esta foto de Acapulco, me acordé de la familia de Frank Zappa, quien también logró formar una familia hermosa: Gale, su esposa, y sus hijos Moon, Diva, Dweezil y Ahmet.

Gerardo está en sus tres amores.

JC dijo...

Aquí estoy, poniéndome al corriente. He tenido que saltarme muchos episodios, pero este no. Mando un beso a cada uno de ustedes, que entre muchas cosas, son de Tlacuiloco lo más parecido al letrero que sale al final de un exitante capítulo policiaco en TV: "CONTINUARA..."