lunes, marzo 12, 2007

Luis Robinson en Ruta 61

Como ya lo hace con Chicago, el Hoochie Coochie Bar tiende un puente entre México y Argentina, y trae a escena a uno de los armonicistas más prestigiados del blues internacional.

Llega, pues, Luis Robinson, miembro fundador de la Mississippi Blues Band, eterno integrante de Pappo’s Blues y músico invitado de muchas otras bandas legendarias.

Luis Robinson, quien ha compartido escenario con figuras de la estatura de Albert Collins, a la vez que ha abierto en Argentina nueve conciertos de B.B. King y uno de los Rolling Stones (1995), se presentará por primera vez en nuestro país, los días 15, 16 y 17 de marzo.

A partir de las 21:00 horas, Robinson ofrecerá, en el ya famoso Ruta 61, un espectáculo de boogie, blues y rocanrol pocas veces oído en la Ciudad de México.

Con el propósito de garantizar la calidad original de Luis Robinson, el armonicista será acompañado por Vieja Estación, banda argentina que ha demostrado no sólo talento y calidad, sino, además, una sorprendente capacidad para sostener el alto nivel de los músicos de Chicago que se han presentando en Ruta 61 en los últimos dos años: Deitra Farr, John Markiss, Peaches Staten, Carlos Johnson, Grana’ Louise, Dave Specter y Billy Branch.

En la siguiente fotografía, vemos a Vieja Estación y a Laryfer en alegre solaz (Lari Ruiz, Mauro Bonamico, Ezequiel Espósito, José Luis Sánchez, Santiago Espósito, Ignacio Espósito y Fernando Ruiz).


Es conveniente hacer reservaciones anticipadas para cualquiera de los tres días, llamando a los teléfonos de Ruta 61: 5256-0667 y 5211-7602 (o escribiendo a eduardo@ruta61.com). El cover es de 200 pesos.

Ruta 61, Avenida Baja California 281, Colonia Hipódromo Condesa, entre Culiacán y Nuevo León, a dos cuadras del Metro Chilpancingo.

Encuentro en la bitácora de Gonzalo, joven de Salta (provincia ubicada en el extremo noroeste de Argentina), la siguiente referencia a Luis Robinson, a quien escuchó recientemente:

Luis Robinson trabajó con gente grossa como Pappo (o las Blacanblus, o Botafogo; incluso, me parece que hizo las armónicas de un par de temas de los Redondos), y para mí es el mejor tocador de armónica, al menos el mejor que haya escuchado.

Lo único malo fueron las amargas de mis amigas, a quienes sólo les gusta la música de moda (mientras está de moda), así que se fueron despues de comer la pizza.

Pero fue una gran noche de blues, llena de solos heroicos de armónica (como no podría ser de otra manera, viniendo de Luis Robinson).

La sección de espectáculos de La Jornada (miércoles 14 de marzo) publica una nota sobre la visita de Luis Robinson. Para leerla, lector insatisfecho, aprieta la palabra Tania.

Cierro esta entrega con una imagen de 2006, perteneciente a uno de los conciertos ofrecidos por Dave Specter en Ruta 61: Kellie McAvoy y Yo Merengues, en un momento en que mi amigo Dave la descuidó.

A propósito, pronto publicaré mis escritos acerca de este sensacional guitarrista de Chicago, quien me envió por paquetería dos discos de regalo, hermosos, producidos por él: Fortune tellin' man (de Jesse Fortune) y West Side Baby (de Floyd McDaniel). El mismo Specter participa con su guitarra en ambos álbumes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los teléfonos de Ruta 61 son 5211 7602 y 5256 0667....carajo Agustín....ya no fumes de eso....

Antonio dijo...

He seguido tus entregas sobre Las Señoritas de Aviñón y me han servido para conocer mejor al grupo, y no solo en el aspecto musical, sino conocer más sobre ellos mismos. Ya era necesario que nos contaras sobre ellos, pero esta última entrega me dejo más que sorprendido cuando leí los comentarios. ¿Cómo qué Jaime se va?, es broma, ¿verdad?
Pasando a otra cosa, si no pasa ningún imprevisto seguramente nos veremos alguno de los próximos días para escuchar y ver a Luis Robinson.

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Pues sí, mi querido Antonio, parece que Jaime se nos va. Su deseo de crecimiento profesional y de nuevos horizontes familiares lo obligan a tomar tan difícil decisión. Sin embargo, ya te estaré enterando del concierto de despedida, en el que muy probablemente también contemos con la presencia de Jorge Escalante, ex-bajista de Las Señoritas quien, por razones semejantes a las de Jaime, también ha tenido que sacrificar su estancia en la banda.

Sin embargo, Antonio, la música sigue... y habremos de acostumbrarnos a estos avatares.

Un abrazo, Antonio. Espero poder saludarte personalmente en estos días.