lunes, febrero 19, 2007

Intermedio

Aquel pájaro que quiere aprender
los secretos del vuelo en la nube,
termina por llover.

Bacilio Macedonio Ruiz

Éstos son mis principios.
Si no le gustan, tengo otros.
Groucho Marx

Pero...
¿qué tiene de malo la inutilidad?

Paul Auster

La credencial del Club de la Estufa Divina es signo de elegancia y distinción, y garantiza a sus portadores una imagen de refinamiento y buen gusto.

Pero su verdadero valor está en que no sirve para nada.

30 orgullosos lectores de El Blues de la Estufa Divina recibirán su credencial el viernes 23 de febrero, durante el concierto de Las Señoritas de Aviñón y Vieja Estación.

Leamos, por ejemplo, lo que recién ha escrito nuestro queridísimo doctor Miranda (dueño de la credencial 009): Antes de leer lo referente a la entrega de las credenciales, estaba planeando ir a Ruta 61, el sábado 3 de marzo, con un contingente de ALUMNAS y uno que otro alumno (ni modo, estos últimos se colaron), para festejar que terminamos el curso y para mostrarles que hay otras cosas fuera de las aulas y de lo que oyen habitualmente en el radio. Entonces, mi querido Agus, no puedo ir el viernes para recoger mi credencial de socio. Espero me la guardes, porque yo también quiero el poder y la gloria por siempre. Recibe un abrazo.

Si embargo y a pesar de que esta credencial es absolutamente inútil (y que, por eso mismo, con ella se obtiene el poder y la gloria), adviértase que en Ruta 61 siempre puede suceder algo a favor de los socios de El Club de la Estufa Divina, porque Lalo Serrano, dueño del Hoochie Coochie Bar, nos quiere bien. Por ejemplo...

EN SU PRÓXIMA VISITA A RUTA 61, MUESTRE SU CREDENCIAL DEL CLUB DE LA ESTUFA DIVINA Y RECIBA UNA CERVEZA GRATIS.
Promoción válida durante el mes de marzo.

El costo de producción de cada credencial fue de 35 pesos. Su diseñadora, Jazmín Tenorio Llamas (intgak@gmail.com), no cobró por su trabajo. Octavio Herrero, autor del dibujo original (1974) del que pende nuestro logotipo, cedió sus derechos.

A ambos, nuestro más profundo agradecimiento.

Muestre su credencial en los establecimientos de lujo, en los restaurantes de postín y en el templo de su fe, y compruebe todos los días que nadie la reconoce, y que con ella no obtiene usted descuentos especiales, regalos ni indulgencias.

Si usted aún no cuenta con su credencial, envíe un mensaje a bastaturostro@gmail.com y solicítela.

Costo de la inscripción: $70.00 (como las 30 primeras credenciales fueron gratuitas, alguien tiene que pagar por ellas).

9 comentarios:

Colibrí dijo...

conste que yo soy de las que aun eran gratuitas...no voy a poder ir el 23 al R61 porque voy a estar en Monterrey pero me lanzo el sig fin, de todas formas tocan las sritas de aviñón, yo lo sé! yo lo sé!! el viernes 2 de marzo están Sammy Boy y las Sritas de Aviñón y el sábado 3 Vieja estación..

así que GUARDEN MI CREDENCIAL!!!
(((se lo pido encarecidamente al holograma de Agustín que sobreaviso segurito que no aparecerá ese día, jajajajaja)))
besos mil besos y otros tantos abrazos

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Tuya es la credencial, y tuyos el poder y la gloria, Colibrí.

Te prometo estar el 2 de marzo en Ruta 61, para entregártela personalmente.

Zorro Viejo dijo...

para cuando una visita por Buenos Aires..??? jajaja

saludos desde el culo del mundo.

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Hay una idea que no hemos dejado de masticar Ignacio Espósito (Nacho) y yo: darnos una vuelta por Buenos Aires este mismo año. A él ya le hace falta, y yo... necesito vivir, tocar, oler, fumar y escuchar Buenos Aires por primera vez.

Pronto, Zorro, pronto. Y en el momento en que se haga realidad ese sueño, una de las primeras noches tendrá que ser dedicada a disfrutar de Bufones Dementes, a su música y su compañía, con varias cervezas (o whisky, en mi caso) de por medio.

Un abrazo, Carlangas.

Antonio dijo...

Agus:
Había escrito a tu correo pero me parece que dejar un comentario aquí es la mejor forma para que se note que te leemos.
Antes de leer en tu página lo de la entrega de las credenciales estaba planeando ir el 3 de marzo con un contingente de alumnas y uno que otro alumno (ni modo, estos últimos se colaron) para festejar que terminamos el curso y mostrarles que hay otras cosas fuera de las aulas y de lo que oyen habitualmente en el radio, entonces mi querido Agus, no puedo ir el viernes para recoger mi credencial de socio. Espero me la guardes por que yo también quiero el poder y la gloria por siempre.
Recibe un abrazo

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Antonio, el mero 3 de marzo, apenas descubra tu presencia, recibirás tu credencial y mi abrazo cariñoso.

Octavio dijo...

¡Quiero mi credencial!

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Hoy mismo recibirás tu credencial, Octavio.

María dijo...

un helicoptero se estrello en mi ventana, acabo de despertar de un coma profundo y lo primero que hice fue meterme a tu blog. Mi doctor dice que si eres una persona con buen corazón me daras mi credencial.... =(