domingo, agosto 05, 2007

¡Te quiero de vuelta y bien!



Gerardo Aguilar Tagle,
leyenda viva del rocanrol,
se encuentra en una situación delicada de salud.
Entre este domingo y mañana lunes será hospitalizado de nuevo
para que los médicos determinen la estrategia a seguir
y actúen en consecuencia.

El Blues de la Estufa Divina abre un paréntesis,
que no se cerrará hasta que mi gemelo precioso regrese a casa
absolutamente curado.
La canción que aparece en esta entrega es Ausencia,
compuesta por la Agustín Aguilar Tagle en 1987,
y arreglada y grabada en 1989 por Las Moscas de Metepec
-Gerardo Aguilar Tagle y Octavio Herrero...


23 comentarios:

Jaime dijo...

Agustín,

Mis mejores deseos para Gerardo y su pronta recuperación. Ya sabes que lo que necesites, acá estamos al tiro. Un abrazo,

Jaime

Anónimo dijo...

Agus deseo con todo el corazon que ese parentesis cierre pronto.

Sinceramente

Rebeca

Prometeo dijo...

Pues venia a comentar sobre el tributo y acerca de que no te pudimos ver (si es que fuiste)pero mejor aprovecho el espacio para decirte que espero tu hermano se recupere pronto.

Rock

Maco dijo...

No sabía exactamente lo que pasaba, espero y deseo su pronta recuperación. Muchos saludos y un inmenso abrazo para Tlac. Para los dos.

l i l i t h dijo...

Agus, espero de todo corazón que tu hermano salga pronto de ese hospital y esté a tu lado enterito. Mis plegarias para que así sea.

Un gran abrazo

Colibrí dijo...

la blogósfera no siempre permite que uno se de cuenta cabal de hasta donde es grave lo que se lee

y preocuparse no ayuda...pero las buena vibra si!!

espero que esté de vuelta en circulación!

por el bien de todos los que le queremos (y el suyo principalemente)

Anónimo dijo...

Hierba mala nunca muere, dile a Gerardo que no chinge y que le ponga g....anas para que este de regreso en casa nuevamente!!!

Un abrazo Agus!

Una de las blusas!!!

Antonio dijo...

Espero que no sea nada grave y que pronto se recupere.
Si en algo puedo ayudar no dudes en llamarme.

Un abrazo

Iván dijo...

Un abrazo fuerte y un chingo de buena vibra para quien ahora considero un muy buen amigo.

Abrazos siempre.

Que se recupere

Luis David dijo...

Espero ver pronto y bien a mi amigo Gerardo.

Con cariño

elisa dijo...

Agust�n:
por favor te pido que le mandes todo mi cari�o a Gerardo, todos mis parabienes y un abrazo bien fuerte.
Toda mi solidaridad contigo y con toda la familia.

Sphoenix dijo...

Estem... emmm, yo... emm...

Gerardo sabe dar pelea, me consta, as� que yo creo que �l saldr� adelante.
No qued� en muy buenos t�rminos con �l, ya sabr�n c�mo nos agarramos a moquetazos -virtuales, claro-, pero siempre voy a admirarle su cabalidad para defender lo que quiere y lo cree correcto. Gerardo es hombre de una sola pieza y no se va a dejar.

As� pues, aunque quiz� no sirva de mucho -quiz� en nada-, quiero expresar mi buena vibra para que �l pronto est� de regreso para seguirse agarrando a moquetazos con la vida: rocanrroleando y dibujando y dem�s.


Sergio Rub�n Maldonado.

pk dijo...

pero, por fa, ahí infórmanos cómo está y si en algo podemos ayudar. saludos

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Tienes razón, PK: habré de informar, pero quiero hacerlo en su momento. Por ahora, prefiero esperar a que los doctores determinen con claridad de qué se trata y qué se va a hacer.

Aprovecho para agradecer cada uno de los mensajes que aquí han aparecido (y los que he recibido personalmente, vía mail o por teléfono). Sirven de mucho para echarle ganas al asunto.

Paco Cervantes dijo...

Agustín:
Todo el pensamiento positivo para ti y Gerardo. Un abrazo desde Cancún.

Victor Castillo dijo...

Agustín:

Hola. Acá dándome un rol y veo que pusiste una rola ochentera en honor de Gerardo-Tlacuiloco, y con una agrupación que no llegué a conocer.

Espero y deseo la pronta recuperación de tu hermano.

Abrazos y suerte.

Anónimo dijo...

Mi querido Agus, desde el fondo de mi corazón te deseo que este mal rato sea breve y podamos reir de este episodio del que estoy seguro van a salir airosos tu hermano, tú y tu familia. Recibe un abrazo de tu amigo.
El Fock´a

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Respuestas dictadas por mi papá:

Queridos amigos, sus comentarios me han llegado a tiempo y me han servido para aguantar a estos demonios que me tienen sometido. Quiero decirles que la situación ya esta controlada, o casi. El martes 14 de agosto entro a cirugía. La ciencia y la destreza médica se encargarán de todo. No puedo escribir personalmente las respuestas, pero tanto Gerardo, mi hijo, como Agustín me ayudan transmitiendo sus buenos deseos. Con amigos como ustedes ¿como no voy a recuperarme?

Muchísimas gracias, Jaime, gracias. Espero poder salir de esto y cumplir un pequeño sueño que tengo (compartir contigo, algun día, el escenario, para que nos reventemos una rola).

Rebeca, mil gracias. Tus palabras desde Tulsa tulsifican mi alma y mi corazón.

Renato (Prometeo), gracias, pronto podremos conocernos.

Maco, querida, muchas gracias por el abrazo. Lo recibo y prometo que nos lo daremos personalmente en persona.

Lu (Lilith), gracias por tus plegarias. Estoy en buen camino.

Colibrí, hermosa Judith, me llegan tus vibras y me alivian.

Lalo querido, pienso asistir a un concierto de Las Blusas, gracias por tus deseos… y por haber estado en el lugar correcto a la hora correcta. Fuiste, lo sabes, la salvación del momento.

Antonio, muchisimas gracias. Agustín me hablado mucho de ti, y tus consejos de profesional me han ayudado a tranquilizarme.

Luis David e Iván, pronto nos veremos, claro que sí.

Elisa, ¿recuerdas que el día que nos vimos platicamos de mis malestares? Cuando regrese, quiero saber más de lo que estás aprendiendo en cuestión de medicina alternativa. Un beso.

Mi querido Serch: de aquellos moquetazos, fui yo quien quedó más raspado. Tus palabras son bálsamo que me alivia. Me gustas como eres, me gusta Mi Serch; gracias por acordarte de mí. De regreso, te buscaré y nos daremnos un abrazo, intentando olvidar mis tonterias pasadas.

PK, nuevamente mil gracias poor todo.

Paco, gracias, muchas gracias.

Víctor, gracias por estar al pendiente. Ya regresaré a seguir compartiendo tanta música.

Gracias también a Hilda, quien me escribió a mi correo. Te mando un beso.

Gracias, Nacho, mi baterista predilecto. Sé que has estado pendiente de mi salud, y estoy seguro que el resto de Vieja Estación también. Dales mi abrazo a Mauro, Tomy, Jose y Ezequiel.

Gracias, Monik y Ricardo, quienes con su consejo rpfesional y su cariñoso apoyo me han llevado de la mano para resolver esta situación.

Gracias, Javier, por tus deseos a favor de mi recuperación. Tu saludo fue un excelente solo de batería.

Gracias, Fock’a, contigo ya son tres bateristas que preguntan por mí. Ya sólo faltan Charlie Watts y Ringo Starr.

Ingrid, mil gracias, Maru te mando un beso.

Gracias, Carolina. Me gusta saber que mi nombre ha llegado hasta Cataluña.

Octavio y Cecilia, hermanos de siempre, gracias por estar al pendiente.


Atentamente
Gerardo hijo, agradecido por las muestras de cariño hacia mi papá. Lo veo con muchas ganas de recuperarse, sobre todo cada vez que le leo lo que ustedes escriben. Gracias a todos.

Sphoenix dijo...

Y también para olvidar mis propias tonterías... yostaba en una etapa algo amargeitor.

Sergio.

P.D. René Ooms y Miguel Yuste también te mandan saludos y esperan que pronto estés bien.

silflo dijo...

Agus,

Te dejo unos besos, un abrazo fuerte y mis mejores deseos para que Gerardo mejore pronto.

Con todo mi cariño,
Silvia

Yaoteka dijo...

Hola. Nunca había venido a tu blog, pero visito regularmente el blog de Gerardo.

Espero que se recupere muy pronto porque es una persona que tiene todo mi respeto y admiración.

Un abrazo y por aqui seguimos al pendiente.

Por favor dile a tu carnal que todos lo esperamos.

Pedro Miguel dijo...

Agustín: un abrazo para ti y otro para Gerardo.

Fraternalmente,


Pedro Miguel

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Silvia, ya le pasé tu mensaje (sobre todo tus besos) a mi gemelo precioso.

Igual he hecho con tu mensaje, Yaoteka.

Pedro Miguel, en este preciso instante, al llamarlo por teléfono, Gerardo me dijo: No te pierdas el artículo de Pedro Miguel en La Jornada de hoy (martes). Es una de las lecturas que me alivian aquí, en mi cama de hospital.