lunes, febrero 04, 2008

La semana en Ruta 61

¡Tenemos a los mejores!

El viernes 8, BETSY PECANINS. ¿Quién no la conoce? Esclava del blues, mariposa del canto por el alto vuelo de su existencia musical. Su voz es uno de esos espectáculos fuera de serie cuya intensidad, colorido y vigor escapan a cualquier encasillamiento.

Y esa misma noche, el cuarteto de MACHY MADCO nos regala un paraíso de blues, jazz, funk, soul y ritmos fusionados. Músico impecable, soberano del ritmo y la armonía, con un profundo conocimiento del valor de los silencios y de la pausa repentina, Madco es un músico que de veras sabe timonear, es decir, no es un bajista que se esconde y cubre las apariencias con simples marcas de tiempo, sino alguien que, con la pericia de los sabios, asume el compromiso de llevar a la banda de una orilla a la otra, sin grietas, sin naufragios, sin hacer agua, y aun se da tiempo de recrearse en la melodía, esa bendita conciencia plástica de la música.

¡BILLY BRANCH sigue entre nosotros! Ante el contundente éxito del viernes próximo pasado –y gracias a que en esta ocasión el músico alargará su estancia en México para acercarse a nuestra cultura y a nuestros niños-, Lalo Serrano acordó con Billy una segunda presentación en el bar, el viernes 9 de febrero. Si aún no has tenido la oportunidad de escuchar en vivo al mejor armonicista del blues de Chicago, el mismo que en los setenta sustituyó al legendario Carey Bell en la banda de Willie Dixon, ya es hora de que te decidas. Recuerda que, con el propósito de garantizar la calidad original de Branch, el armonicista estará acompañado de nuevo por VIEJA ESTACIÓN, banda mexicano-argentina que ha demostrado no sólo talento y calidad, sino, además, una sorprendente capacidad para sostener el alto nivel de los músicos de Chicago que se han presentando en Ruta 61 durante los últimos tres años (de hecho, Billy Branch afirma: Vieja Estación es mi banda en México).

En La Jornada de este día, a propósito, nuestra querida amiga Tania Molina nos informa de las actividades de Billy Branch en México. En estos momentos, el armonicista anda en Jalapa (acompañado de Santiago Espósito, extraordinario guitarrista argentino, miembro de Vieja Estación), donde impartirá desde hoy y hasta el 15 de febrero un taller a niños y adolescentes estudiantes de música, y explorará los lazos que pudiera haber entre el blues y el son jarocho, ya que ambos tienen evidentes raíces africanas (Memo Briseño hizo una exploración semejante en la década de los setenta, y creo que aún se esfuerza en esa búsqueda).

De lo que ahora me entero, por la misma Tania, es que el próximo jueves 14 de febrero habrá un concierto de fin de curso con estudiantes del taller, Son de Madera y mi querida Vieja Estación, en la Sala Chica del Teatro del Estado (Avenida Ignacio de la Llave s/n, colonia Tamborrell, Jalapa). El concierto, advierte Tania, será seguido de un fandango. Entonces, ahora sí que tengo un grave problema: esa misma noche toca, en Ruta 61, Claudia de la Concha y Un Perro Andablues. ¿Qué hacer, cómo dividirme, como alcanzar el don de la ubicuidad?

Ya veremos que dice la vida, porque para colmo de sorpresas me entero también que Octavio Herrero, maestro del blues y luz de muchos que apenas si sabemos ver, dictará el viernes 15 de febrero una conferencia (Historia del blues) en el bar de todos tan amado, por supuesto, donde Lalo Serrano, su dueño, teje, a veces sin saberlo, una de las historias más hermosas de principios de siglo. Ya lo entenderemos algún día.

La misma noche del 15, quedaremos en manos de Las Señoritas de Aviñón, Billy Branch, Son de Madera y Vieja Estación.

¿Quieres algo más, lector pedinche?

Pero volvamos a esta semana. El sábado 9, antes de que Branch suba al escenario, tendremos la fortuna de abrir apetito con ¡LAS SEÑORITAS DE AVIÑÓN! Tú sabes, gramático lector, que mis signos de admiración aparecen, en este caso, justos y necesarios, porque estamos ante una banda exquisita que devuelve al presente la realidad mítica del blues a través de la interpretación y de la creación misma. Con diez años de experiencia, el grupo hace de la velada un verdadero suceso estético, capaz de retratar la condición humana y de guiarnos a las zonas más profundas de la música.

Pero si ya te urge el blues, entonces…
¡Miércoles de Jam Session!


Súbete al escenario y demuestra tu talento
Todos los miércoles a partir de las 9 de la noche
Noche de músicos y melómanos, rincón de amigos.
zapada, palomazo o jam session,
siempre es saludable soltar las riendas,
dejar que la vida suceda sin tanto control.


Aparta, lento lector, tu caja
Yo soy la mosca, homenaje a Gerardo María Aguilar Tagle (1955-2007). El tiraje será de cien ejemplares numerados, cada uno de los cuales será entregado personalmente y sin costo alguno. La segunda edición ya tendrá un precio. Envía tu solicitud a bastaturostro@gmail.com

1 comentario:

María dijo...

mi padre conferenciando??????? q bonitooo