miércoles, septiembre 19, 2007

¡Ya llegó Charles Mack!

Blues con las ventanas abiertas

Chicago vuelve a estar en México, y Ruta 61 es de nuevo el escenario del blues vivo y actuante. En esta ocasión, se trata del extraordinario bajista Charles Mack, cuya voz fresca muestra enseñanzas que van desde James Brown hasta Robert Cray (sin imitaciones, con asimilaciones), y cuyo talento evidente está avalado -por si fuera necesario- por los nombres de quienes lo acompañan en su más reciente álbum (Next Generation Blues), que acaba de entregarme personalmente: Billy Branch, Maurice John Vaughn, Darek Jackson, Sumito-Ariyo Ariyoshi y Brian James, por mencionar a algunos de ellos.

Con su mezcla de funk, soul y rock, Charles Mack trae a escena un blues ecléctico y ventilado que combina los estilos de Luther Allison, Jimmy Hendrix, George Clinton y Eric Clapton, entre otros.

Con más de veinte años de experiencia como artista independiente, Charles Mack ha transitado por diversos géneros musicales, desde el jazz clásico y contemporáneo hasta el blues y el hip-hop, demostrando en cada una de sus ejecuciones un sorprendente virtuosismo y una singular excelencia.

Para colmo de placeres, la banda que acompañará a Charles Mack es Vieja Estación, agrupación argentino-mexicana que ha demostrado no sólo talento y calidad sino, además, una sorprendente capacidad para sostener el alto nivel de los músicos de Chicago que han visitado Ruta 61 desde su fundación.

El nombre de Charles Mack se suma a nuestros anteriores y siempre satisfactorios encuentros con el blues de Chicago.

Para ver y escuchar en vivo a Charles Mack, no olvides hacer tu reservación hoy mismo. Llama a los teléfonos de Ruta 61: 5211-7602 y 5256-0667 (o escribe a eduardo@ruta61.com). El cover es de 200 pesos el jueves, y 250 pesos el viernes y el sábado.

2 comentarios:

tlacuiloco dijo...

Vientos, un disco mas para la colección.
Tus lectores deben saber que soy tu heredero universal.

El Blues de la Estufa Divina dijo...

Estoy seguro de que te va a gustar mucho este disco. Sin embargo, una advertencia: el heredero universal de mis pocos discos es tu hijo, y el heredero universal de mis pocos libros aún no sé quién es (la colección hecha entre 1971 y 2002 fueron donados a ya sabes quién, con el propósito de no desintegrar una biblioteca valiosa).

septiembre 21, 2007
Suprimir